Me encanta

Me encanta tu sonrisa cuando voy a buscarte al despertarte a tu habitación por las mañanas, y el momento de después, sentadas en mi cama o en el balancín, una mezcla entre un rato de juegos, risas y muchos mimos. Me encanta cuando te digo que me des la manita para ir a algún sitio, me la das para hacer los tres primeros pasos y luego me la sueltas con la seguridad de saber que puedes caminar solita y valerte por ti misma. Me encanta cuando te estoy bañando y decides darme un beso y un abrazo y me empapas al hacerlo. Me encanta la agilidad que tienes para abrir los armarios, sobre todo el de las especias, cómo coges el bote de perejil y te paseas por casa sacudiéndolo hasta que encuentras algún sitio extraño donde dejarlo y yo horas después lo encuentro en el cambiador del baño por ejemplo. Me encanta cuando te hago burla y tú me la devuelves haciéndome una caraza y nos miramos y nos reímos. Me encanta cuando te estoy acunando en brazos para dormirte por la noche y antes de hacerlo me miras fijamente como queriendo capturar ese momento para siempre tal y como lo quiero hacer yo. Me encanta como miras a toda persona con quien te cruzas o coincides, con una mezcla de descaro y sinvergonzonería y cómo después de hacerlo, saludas y haces todas las gracietas que sabes, aunque eso implique que me tenga que socializar yo también. Me encanta cuando en la teti de la mañana me miras y me saludas con la manita. Me encanta ver cómo disfrutas comiendo macarrones, brócoli y fresas y cómo te cantas haciéndolo. Me encanta tu movimiento de cabeza diciendo que no casa arriba y casa abajo. Me encanta como tiras los brazos hacia mí cuando quieres venir conmigo. Me encanta tener que darte mi aperitivo de soja y quedarme yo sin porque tú me lo hayas pedido. Me encanta como jugamos al pilla pilla, la velocidad que coges intentando huir de mi y la risa floja que te entra. Me encantan esos pelos rebeldes que te están creciendo, que no puedo dominar y que son una seña más de que eres una pequeña leona. Me encanta que hagamos el dedo del poder y chin-chin con la comida. Me encanta cuando haces tambor en tu barrigota o cuando lo haces en la mesa o en cualquier sitio que encuentres, y también como tocas el timbre al tocarte el ombligo. Me encanta como juegas a esconderte tras la cortina de la ducha o la funda del carro para jugar a “no está Mía”. Me encanta como sacas los empapadores y eres más rápida sacando que yo doblando y poniendo en el sitio cuando por descuido dejo un segundo tu armario abierto, y lo mismo con las toallas del baño. Me encanta el sonido de tu risa, se ha convertido en mi música favorita. Me encanta ver cómo te gusta jugar con los cuentos y cómo es una de las primeras cosas que vas a coger cuando estamos en tu habitación. Me encanta que nos lavemos los dientes a dúo porque cuando me ves haciéndolo, tú también quieres hacerlo. Me encanta tu carácter y tu genio, aunque a veces también me vuelva loca. Me encanta como me tocas la nariz de la forma más dulce posible cuando te pregunto donde la tengo. Me encanta como vacías el bolso del carro en cuanto me descuido y lo he dejado abierto y cómo de vez en cuando le añades cosas también. Me encanta como me recibes cuando vuelvo de trabajar o estudiar, que vienes hacia mí corriendo y con los brazos abiertos. Me encanta como sacas las cosas de la lavadora mientras yo las intento poner. Me encanta que quieras caminar solita para volver del parque, y como te agachas cada dos pasitos a recoger una piedra o una ramita, aunque nos cueste más media hora llegar a casa. Me encanta que cuando no te puedes dormir por la noche y dándonos por vencidos te dejamos en el suelo, coges tus zapatillas y riéndote sales al salón en busca de jaleo y jarana. Me encanta como te quitas el chupete cuando ves pasar una cucharada de yogur cerca de ti. Me encanta como te ríes cuando te hago carazas a través de una videollamada. Me encanta cuando te refugias en mis piernas y te agarras a una de ellas como si fueras un koala. Me encanta cómo abrazas a las muñecas y les das besos. Me encanta cuando peleamos en un intento mío para que no te comas el papel del baño. Me encanta como ladeas la cabeza cuando la ladeo yo. Me encanta como se acompasan nuestras respiraciones hasta que nos quedamos dormidas las dos. Me encanta la carcajada que te provoca que te mordisquee los muslitos. Me encanta…

Me encantan tantas cosas de ti pequeña que no podría escribirlas todas. Estas son sólo una pequeña muestra de todas ellas. Y la realidad es que me encantas TU. Te adoro y te amo más de lo que nunca podría haber imaginado.

Hoy cumples un año, y en este año has hecho mi lista de pensamientos alegres inmensamente infinita con cada uno de estos momentos que me has regalado. Gracias por ello, gracias por hacerme mamá.

Feliz cumple 1 mi pequeña leona.

Ojalá siempre seas tan feliz como lo eres ahora, a cada año que cumplas, en cada momento de tu vida, y que cuando eso no pase, sepas que nos tienes para refugiarte, para darte aliento, para lo que necesites, siempre, como sea, donde sea, de forma incondicional.

Espero que te sientas tan querida como nosotros sentimos que te queremos.

Con cariño y mucho amor,

Mamá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s