“Lo estás haciendo bien”

“Lo estás haciendo bien”

Este es el mensaje que me repito cuando a veces me surgen dudas o me cuestiono cómo lo estoy haciendo como madre, ¿la habré mal acostumbrado a no dormir y ahora que se queda con los abuelos será un problema?, ¿la habré tenido demasiado en bracitos?, ¿soy demasiado protectora?, y un sin fin más de preguntas que llenan y dan vueltas en mi cabeza hasta que de repente, me doy cuenta, tomo consciencia de ello, miro a mi pequeña y me digo a mi misma, “tranquila Silvia, lo estás haciendo bien”.

Y es que es normal que nos asalten dudas, mucha gente a nuestro alrededor se atreve a juzgar qué hacemos y qué dejamos de hacer diciéndonos cosas como: otra vez le vas a dar pecho?, ¡te usa de chupete!, la estás mal acostumbrando con tanto brazo, tendría que dormir más, no le des chupete que se acostumbra, abrígala que tiene frío, ¡en esa postura no debe estar cómoda!, tienes que dejar que llore… y así un sin fin más de opiniones que al final, nos acaban afectando. Por ello cuando veamos que nos empiezan a afectar, miremos a nuestros pequeños, creciendo bonitos y felices y digámonos “lo estás haciendo bien”. Porque no podemos dejar que estas nos lleven a cuestionarnos. No, no y no. Porque esas personas, que no dudo que lo deben hacer con la mejor de sus intenciones, no están en nuestra situación y no sabemos si de estar en ella, le habrían dado el chupete mucho antes que nosotras o si no habrían aprovechado a tener a sus bebés en brazos más tiempo del que nosotras los tenemos por ejemplo. Y sobre todo, no, no y no porque son nuestros hijos y nadie mejor que nosotras, sus madres y también sus padres, para saber que quieren, necesitan o es bueno para ellos.

No pueden juzgarnos porque no están en nuestra piel, y no pueden esperar que hagamos caso de sus consejos porque si lo hiciéramos no estaríamos siguiendo nuestro propio instinto de madre y no nos estarían dejando ejercer nuestro rol como mamás. Podemos y debemos escucharlos, claro que si, y de todos esos consejos, sacar nuestras conclusiones y decisiones, escuchando siempre nuestras intuiciones, dejándonos guiar por ellas y actuando en consecuencia. Porque si actuamos con el corazón, haciéndolo lo mejor que sabemos e intentando aprender para saber hacerlo aún mejor, que no dudo que así es, siempre estará bien, y para esos momentos en que dudemos porque los comentarios de alrededor nos superen… sigamos nuestro instinto, miremos a nuestros pequeños y repitámonos una y otra vez: LO ESTOY HACIENDO BIEN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s